Las exigencias de transmisión de ruido de impactos entre recintos que establece el DBHR-CTE obligan a ejecutar en obra sistemas constructivos para soleras que sean flotantes, de modo que se eliminen las uniones rígidas entre el forjado y sus elementos de terminación, así como con el resto de elementos estructurales y los elementos verticales que delimitan los recintos.
Más información siguiendo este enlace